Archivo de la etiqueta: diario

LA VUELTA

Un día decides exponer tus cosas al sol. Fijas objetivos. Diseñas el sitio. Decides que vas a contar. Y te lanzas a ello. Comienzas el cuento. Paras un momento, lees, relees y tomas aire, respiras, dejas pasar el instante. El instante se une a otros instantes, se acumulan, pasa el tiempo y no escribes. Bueno, asi han pasado dias, semanas y meses. Tal vez sea el miedo a la página en blanco, y a la siguiente página en blanco.

Hoy, (no se muy bien por qué), retomo el hilo. Bueno eso espero.

No se de qué iba esto. No me acuerdo de los objetivos. Así que………comienzo de nuevo.

No estaba seguro de si quería mantener el nombre de este espacio. He buscado otras denominaciones. Me parecía que la actual podía ser considerada…….. pretenciosa: “La Puerta Verde”. ¿Por qué “La Puerta Verde”?. Pues no se, tal vez por el misterio. Por el secreto que puede guardar esa puerta. Por la esperanza en lo que puedas encontrar al franquearla. Finalmente he decidido que por el momento mantendré el mismo título. ¿Que mas da como se llame este sitio?.

Si llegas hasta aquí seguramente no será por el nombre. Algo mas te habrá impulsado a leer todo este cuento y no se que puede ser. Tienes mucha moral, amigo. Eres curioso.

Después hice varios planes estratégicos. Nuevos campos de acción. Contar otras cosas. Cosas distintas. Pero, distintas ¿de que?. Aún no había fijado una linea y ya pretendía cambiarla. Solo había esbozado. Solo había escrito dos …….. , no se como denominarlos, …….. ¿artículos?, ¿entradas?, ¿posts?. Pues no creo que sean artículos, sería pretencioso por mi parte darles esa consideración. No son entradas, a nada dan acceso. Y eso de “post”, me suena tan estúpido y vano.

¿Inventarme una vida?. ¿Contar cosas cotidianas?. ¿Escribir un “blog de ayuda”?. ¿Tratar de política?. ¿Hacer un noticiario escrito?. Joder, es difícil. Pues ya veremos.

Por lo pronto he decidido coger el hilo. Espero que podamos encontrarnos en este camino. Yo extiendo el mio. El tuyo igual se cruza, converge o se bifurca. Dime que quieres que cuente.

Hasta ese instante, un saludo, peña.