LOS AMIGOS DE LO AJENO

Los amigos de lo ajeno hacen, en muchas ocasiones, un derroche de imaginación y utilizan cualquier medio, procedimiento o estratagema para hacerse con los bienes de los demás. Ese derroche de imaginación se hace mas patente, si cabe, en momentos de crisis en los que, a algunos, se les agudiza el ingenio. Ese es el caso de la sustracción del vehículo que se puede observar en el siguiente vídeo.

El ladrón consigue atraer la atención de la incauta propietaria del vehículo hacía un punto del exterior. Para conseguirlo cuelga unas latas con una cuerda de la parte trasera del vehículo. Cuando la conductora inicia la marcha, oye unos ruidos extraños que le hacen detener el vehículo y apearse para comprobar qué es lo que los produce. Justo en ese momento, el chorizo aprovecha para introducirse en el coche con toda rapidez, cuya conductora ha dejado con la puerta abierta y arrancado, y se marcha a toda velocidad llevandose el vehículo y todos los efectos del interior ante la mirada atónita de la conductora.

Hace unos días la prensa se hacía eco de que  unos ladrones habían conseguido sustraer 10.000 euros a un empresario por el procedimiento del tirón.

El empresario había realizado diversas operaciones en varias entidades bancarias y se disponía a recoger su vehículo, cuando, al subir al coche, unos individuos le advirtieron de que se le habían caído al suelo algunos billetes pequeños.  El empresario los vio y pensó que podrían ser suyos dado que en el banco le habían dado algunos billetes de ese valor, así que se dispuso a recogerlos, momento en el que los individuos aprovecharon para hacerse con el bolso en el que el empresario guardaba los 10.000 euros.

Entre el caso del vídeo y este existen similitudes por cuanto los ladrones ponen en marcha algún sistema de distracción que posibilita que la incauta víctima desvíe su atención hacía el cebo puesto por los ladrones y que desatienda momentaneamente el control de sus bienes.

Por ello es recomendable seguir unas mínimas pautas, que seguramente serán dificilies de seguir, teniendo en cuenta que una cosa es teorizar y otra bien distinta encontrarse ante algún hecho como los mencionados.  Esas pautas serían:

  • No dejar nunca el vehículo abierto y mucho menos encendido, aún cuando solo sea para bajarse a comprar el periodico, para pagar la cuenta en la gasolinera o para revisar cualquier posible avería del vehículo.
  • No es conveniente que en el interior del vehículo se queden personas mayores o niños, dejando el vehículo con las llaves puestas, aún cuando el motor esté apagado.  Podrían producirse accidentes.
  • Antes de abrir y subir al vehículo es conveniente revisar los alrededores por si existiera algún elemento enganchado al vehículo y comprobar que no existan vehículos aparcados en las proximidades con personas extrañas en su interior.

Siguiendo algunas de estas recomendaciones probablemente dificultaremos el trabajo de los amigos de lo ajeno y nos evitaremos algún pequeño susto.

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: