PERFIL DE UN POLICÍA

Esto es una de esas cosas que cada cierto tiempo llama a tu puerta colgado como archivo adjunto a algunos de los múltiples correos que sueles recibir diariamente.  El tráfico de mensajes con este tipo de residentes adosados, y otros de distinto calado, se ha incrementado notablemente en la red.  Aparecen y desaparecen.  Quien los envía piensa que lo hace realmente en primicia, aún cuando haya dado nueve vueltas de rosca.  Después de un periodo de hibernación  alguien decide que es hora de airearlos de nuevo.  Yo lo coloco aquí con la esperanza de de conjurar nuevos envíos.

De este mensaje en concreto no se puede decir que le falta gran parte de razón. Un policía tiene que ser todo eso que se cita y, a veces, mucho mas.

“Un policía debe ser una mezcla de todos los hombres: un Santo y un pecador, un Golfo y un Dios.

Es al mismo tiempo el más buscado y el menos deseado entre los hombres. Es un ser extraño al que se le llama señor de frente y perro por la espalda.

Debe ser tan diplomático que pueda mediar en un altercado entre dos individuos haciendo creer a cada uno que él ha ganado.

Si el policía está bien vestido es un “snob”; si su forma de vestir es descuidada, es un “abandonado”. Si es agradable, es un “coqueto”, si no lo es, es un gruñón. El policía debe ser capaz de sostener una pelea con dos hombres más fuertes y más jóvenes que él sin dañar su uniforme y sin ser brutal. Si consiguen pegarle es un cobarde, si es él quien pega, es un bruto. Tiene que tomar una decisión en un instante, cuando la misma cuestión le llevaría varios meses a un abogado.

Tiene que ser el primero en llegar al lugar de un accidente y dar un diagnóstico de lo más preciso. El policía tiene que devolver la respiración, cortar la hemorragia, entablillar una articulación y sobre todo asegurarse de que la víctima vuelve bien, indemne a su casa.

El policía debe ser un experto en el manejo de las armas de fuego. Tiene que ser capaz de sacar su arma a la carrera y alcanzar al objetivo allí donde no  haga un mal grave, a continuación explicar exhaustivamente por qué ha disparado.

Un policía debe conocer todo y saber de todo…Pero decir nada. Tiene que saber dónde se cometen todos los pecados del mundo pero no hacer ninguno.

Tiene que partir de un solo cabello, describir el crimen, el arma del crimen, el nombre del culpable y dónde se le puede encontrar. Si él le encuentra, es un afortunado sino, es un “inútil”. Si es ascendido, tiene que conocer a alguien de alto nivel, si no lo es, es un “zoquete”.

El policía debe seguir un pista hasta el final, trabajar jornadas completas para encontrar un testigo que ha visto todo… pero que niega acordarse. Escarba en los dossieres y escribe informes con el fin de establecer una prueba infalible que será destruida por “sabios colegas”.

Debe ser: UN PASTOR, UN TRABAJADOR SOCIAL, UN DIPLOMÁTICO, UN DURO, UN CABALLERO. Y sobre todo, tiene que ser un genio, pues tiene que mantener una familia de manera irreprochable… Si no obstante, vive lo suficiente para ver a sus hijos crecer.

He aquí un individuo al que pocas veces se le llama AMIGO.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: